Chantaje de inquilinos que no se van si no les pago dinero

Chantaje de inquilinos que no se van si no les pago dinero:

Chantaje de inquilino que no me paga el alquiler y pide dinero para irse del piso
Chantaje de inquilino

Los alquileres se rigen por el derecho civil en el que impera la autonomía de la voluntad de las partes, y es por ello que ante el problema del impago, propietario e inquilino pueden adoptar y acordar lo que estimen oportuno dentro de la legalidad. Es aquí donde existe la polémica, ¿es leal que un inquilino pida el pago de una determinada cantidad de dinero al propietario por abandonar el uso del inmueble?, partimos de la base de que existe un contrato en el que el inquilino se ha obligado al pago del alquiler, que precisamente ese alquiler está impagado, y que para mas inri el inquilino pide dinero al propietario. Verdaderamente es legal, está dentro de las posibilidades de negociación, moralmente es radicalmente injusto, un despropósito, pero no deja de ser una de las posibilidades en las que se enmarca la gestión del alquiler. En un alquiler en situación de impago el panorama de un propietario es plantear una demanda de desahucio que tarda unos  6 meses aproximadamente, y es en ese contexto real en el que se produce la disyuntiva. ¿Acepto el chantaje de mi inquilino o le demando por desahucio express?. El arrendatario (inquilino) se aprovecha de la ineficaz tramitación de los procesos judiciales, y es por ello que en ocasiones al propietario le conviene mas perdonar la deuda e injusto aceptar el pago de una cantidad de dinero «razonable» pues es una decisión inteligente, pues aunque injusta, dentro de las dos opciones malas (proceso judicial o aceptar chantaje) la menos mala es la de llegar a pagar para que se marchen y volver a rentabilizar el inmueble sin necesidad de contratar abogado y procurador, esperar la demora, sufrir el proceso y contar con la incertidumbre de, ¿en qué estado me encontrare mi propiedad cuando judicialmente recupere el uso y disfrute de mi propiedad?.

Precisamente por esta situación injusta es por la que en nuestro despacho de abogados ofrecemos un sistema de tramitación simple y económico, buscando la eficiencia permitiendo que el propietario que sí decide desahuciar a su inquilino lo pueda hacer en las mejores condiciones y con todas las garantías.

La cuantificación del precio que sería justo para pagar a un inquilino dentro de las circunstancias injustas en las que se llega a ese pacto, sería un tema complejo que se debería estudiar con detalle, caso por caso, pues evidentemente dentro de la situación horrible para el propietario, la decisión y negociación debe de ser lo mas inteligente posible, y es por ello que no debería de superar nuca los 1.500 euros salvo circunstancias especialmente excepcionales.

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*